La comunicación "on line" con cualquier punto del planeta abre infinitas posibilidades de comercialización a las empresas y sus productos, conduciéndonos hacia un mercado global al alcance de todos.